Maarten Breg Acerca de Dacom

La diferencia entre estar seguro y las suposiciones

La primavera pasada ha sido excepcionalmente seca. Pero, ¿cómo de seca ha sido exactamente y cuál es la mejor forma de irrigar este cultivo para un agricultor? Cuando se tiene el equipo adecuado, se puede medir exactamente lo seco que está el suelo y calcular la cantidad óptima de irrigación, ya que las estadísticas aportan seguridad.

Los agricultores no tienen que ser meteorólogos para identificar la sequía extrema o un exceso de precipitaciones. Una buena dosis de sentido común sirve de mucho, pero este trabajo todavía depende mucho de las suposiciones. Puede resultar útil analizar la humedad exacta del suelo, ya que así se puede irrigar con mucha más precisión.

Maarten Breg, cultivador de tulipanes de Boon & Breg, de Andijk, ha experimentado esto de primera mano. Durante los cinco últimos años, más o menos, ha utilizado equipos de medición para analizar la humedad del suelo.

“La gran ventaja que nos aporta esto es información sobre lo que está pasando en el suelo. Puedes meter una pala o un palo en el suelo, pero eso no es precisión“.

— MAARTEN BREG

Boon & Breg decidió comprar su equipo a Dacom, de Emmen. Esta empresa ha conseguido mucha experiencia con mediciones de la humedad del suelo en agricultura. Boon & Breg tiene seis estaciones de medición en total; utilizan una en cada campo. Cada estación está compuesta por dos partes: un poste con un trasmisor y un poste con sensores. El poste con los sensores se introduce a unos 60 centímetros en el suelo; cada 10 centímetros hay sensores que registran la humedad del suelo. Este poste está conectado con el transmisor del otro poste mediante un cable. El transmisor también tiene un pluviómetro. El transmisor está conectado con el ordenador de la oficina.

Un agricultor puede ver un gráfico en el PC con el nivel de precipitaciones de un periodo correspondiente. También puede ver la profundidad alcanzada por la humedad en ese tiempo. Del gráfico se puede averiguar qué nivel ha absorbido más humedad; esa es la capa con el suelo más arraigado. Si las raíces no pueden absorber más agua, el gráfico deja claro que los sensores más profundos han detectado más humedad.

Maarten Breg and Altjo Medema discus the TerraSen
Maarten Breg y Altjo Medema hablan sobre el TerraSen

Irrigación

Según Breg, el hecho de tener más información sobre la humedad del suelo ha cambiado nuestra forma de trabajar. “Cambia la forma de usar los aspersores. Antes se tocaba el suelo; ahora se aplican 20 milímetros de aspersión, o 10 milímetros, si el suelo no puede aceptar más. Esto se puede evaluar fácilmente con el equipo. Por ejemplo, resulta que es mejor irrigar 10 milímetros dos veces que 20 milímetros de una sola vez. Si el cultivo no absorbe la humedad, es inútil irrigar; lo único que se consigue es eliminar los minerales. Se debería irrigar de manera que no se desperdicie agua al llegar a los niveles más profundos”.

Además de leer la cantidad de humedad, Breg también puede averiguar, gracias a los datos, cuánta humedad puede evaporar el cultivo. El programa de Dacom añade esos datos y puede generar una previsión. Y eso es exactamente lo que Breg valora.

“Porque no importa realmente cuál es la humedad del suelo; lo que importa es lo que el cultivo puede hacer con ella“.

— MAARTEN BREG

El sistema se puede leer en cualquier lugar del mundo. Dado que Boon & Breg cultivan en Flevopolder, Países Bajos, y en Chile, esta es una ventaja muy importante. “Estamos muy lejos, lo que complica saber cómo está el cultivo. Ahora podemos ver lo que está pasando“.

Como los datos se almacenan centralmente, Dacom puede consultar los datos junto con sus clientes. Tal y como explica Altjo Medema, de Dacom, se trata de una ventaja importante. “Sobre todo al principio, el agricultor tendrá dudas sobre cómo debería interpretar un gráfico. Eso me parece perfecto. Prefiero que pregunten cien veces cómo funciona a que dejen de usarlo después de un año porque no saben cómo funciona“.

“Podemos conectarnos en Andijk y ver cuánto ha llovido en Flevopolder. Esto resulta útil si quieres ir allí. Cuando este sistema indica que ha llovido mucho, sabes que no puedes trabajar en los campos y que sería mejor quedarse en casa“.

— MAARTEN BREG

Boon & Breg utiliza una estación por cada campo de cinco a diez hectáreas. En principio, eso es suficiente, pero Breg cree que se puede seguir mejorando. “Un inconveniente es que hay muchos productos distintos en un cultivo de bulbos y todos son diferentes en términos de absorción de agua y raíces. Preferiría tener cinco puntos de medición en un campo”. Medema no descarta que pudieran utilizarse varios sensores de medición en un mismo transmisor en el futuro, tal como proponía Breg. La tecnología para esto ya existe. Un equipo de sensor y transmisor cuesta 2200 euros; como reconoce Medema, es una inversión importante. “Pero cuando empecé hace ocho años, una estación todavía costaba 3500 euros. El precio es ahora casi la mitad porque los componentes se han abaratado, lo que significa que el material está al alcance de más empresas“.

The TerraSen in the field.
El TerraSen en el campo.

Medema espera que el número de aplicaciones siga aumentando en el futuro. Por ejemplo, la empresa está trabajando en una aplicación simplificada del programa informático, para que se pueda utilizar también en una tableta o un smartphone. Además, las estaciones se pueden enviar ahora en un paquete listo para usar, lo que significa que no hay costes de instalación.

A Breg le parece difícil calcular cuándo se amortiza el equipo. “Es muy complicado calcularlo. Lo más importantes es que hay que empezar a irrigar a tiempo. Este dispositivo te ayudará a conseguirlo. Al final de la temporada se pueden amortizar los costes. Si empiezas a irrigar varios días tarde cada vez, conseguirás menos cosecha al final“.

DESCARGAR CASO

Descargar el caso en formato PDF

PREGUNTAS?

Póngase en contacto con Richard si tiene preguntas sobre este producto. Richard estará encantado de hablar con usted.

Richard Nijenstein

088-3226600 service@dacom.nl